El Concepto del Tercer Hombre

5 de Enero de 2018 a las 13:05

El Concepto del Tercer Hombre

El concepto del tercer hombre es algo que hoy en día escuchamos con frecuencia cuando vemos un partido o escuchamos una tertulia futbolística. Es un aspecto del juego que cada vez más entrenadores y equipos tratan de aplicar a su juego.

Este concepto es impulsado por entrenadores como Pep Guardiola y Juanma Lillo, quienes en sus equipos practican el llamado juego de posición, que consiste en lo siguiente: mediante la posesión del balón, van atrayendo con jugadores cercanos al equipo rival, de esta manera, encuentran jugadores libres alejados de donde esta el balón.

Aquí aparece el concepto de buscar al jugador libre de cualquier rival, o en otras palabras, jugar con el ‘tercer hombre’. El objetivo es crear una superioridad posicional, atraer jugadores por medio de la utilización del balón. Hemos de buscar a aquellos jugadores alejados que jueguen de cara a través de un tercer jugador que aparezca sin haber captado la atención del rival, y que le haya ganado la posición al mismo.

Para entender mejor este concepto y aplicarlo correctamente, os dejamos unos consejos prácticos y una rueda de pases que podéis utilizar a modo de calentamiento para trabajar el concepto del ‘tercer hombre’.

  • Debe de haber una buena estructura de ataque. Los jugadores deben de estar situados a distintas alturas para facilitar el encuentro de espacios y dificultar la defensa rival.
  • Formación de triángulos. Los jugadores han de tener una amplitud adecuada y estar preparados para participar en la acción.
  • Es importante la decisión que tome el primer jugador que tiene el balón. Si tiene espacios para progresar debe de buscar conducir para atraer al equipo rival y encontrar así jugadores libres para hacer el pase.
  • Cuando el primer jugador tiene el balón, debe de saber mirar lejos. Con su pase, debe de romper líneas de presión rival para encontrar a jugadores alejados.
  • El receptor de ese primer pase ha de situarse entre líneas en un intervalo entre jugadores rivales en dónde pueda recibir y jugar rápidamente con el ‘tercer hombre’. En el pase de este jugador sí que buscamos rapidez (1 o 2 contactos con el balón) para que, a la línea que acabamos de superar, no le de tiempo a volver.
  • El beneficiado de esta acción será el ‘tercer hombre’ que debe de saber ver el espacio que puede aprovechar para recibir el balón libremente.

A continuación una rueda de pases como ejemplo para trabajar este concepto.

  • La rueda de pases empieza en jugador (1), realizando pase a (2) que juega al primer toque con el tercer hombre (3) y este juega con (4).
  • Desde jugador (4) empieza otra acción buscando al tercer hombre. Realiza un pase a (5) que juega al primer toque con el tercer hombre (6) y este controla y pasa a (1) para volver a empezar.
  • Los jugadores realizan rotación hacía su derecha una vez han pasado.