Cómo perfilarse bien con balón con una buena orientación corporal

2 de Febrero de 2018 a las 13:05

Cómo perfilarse bien con balón con una buena orientación corporal

Anteriormente hablamos en nuestro blog sobre lo importante que es mantener una buena orientación corporal en fase defensiva. En este post hablaremos de la fase ofensiva y de cómo tener una buena orientación corporal cuando tenemos el balón. El objetivo es mantenerlo y poder progresar con él, realizando una acción individual que resulte favorable para el equipo.

La orientación corporal es hacia donde mira tu cuerpo cuando tienes la pelota o cuando estas apunto de recibir un pase de un compañero. Indica, en otras palabras, hacia dónde estás perfilado para poder jugar con ventajas en una acción individual.

El jugador que va a recibir el balón debe de tener una orientación corporal correcta respecto al compañero que tiene la intención de pasarle el balón. Debe de tener también en cuenta la posición del adversario, para que, mediante un control orientado, pueda salir hacia su lado natural evitando la presión del equipo rival pudiendo así, mantener el balón y progresar con él.

Nos perfilamos para buscar básicamente dos situaciones de juego: 1) Avanzar y romper líneas de presión dejando atrás a rivales mediante un buen control orientado. 2) Para buscar cambios de orientación, recibiendo la pelota de un costado con mucha acumulación de jugadores y girar hacia el otro lado.

Tener una mala posición corporal cuando va a recibir un pase, le niega mucho campo visual a su espalda y espacios, además de posibilidades de tener éxito en su acción técnica posterior. Tener una buena orientación corporal hará que el jugador gane en tiempo y espacio.

Para trabajar y mejorar estas acciones individuales, compartimos unos puntos clave que pensamos que pueden ser de gran ayuda:

  • El jugador que tiene la posibilidad de recibir el balón debe de mantener su posición corporal pendiente del jugador que tiene el balón, buscando alejarse de su oponente y sin dar la espalda al campo para poder progresar.
  • Previamente, el jugador debe de girar la cabeza para obtener una visión de lo que tiene a su alrededor y acabar de perfilar el cuerpo para salir por zonas donde no hay jugadores rivales cercanos.
  • La acción técnica de recepción del balón es fundamental para resolver con éxito las situaciones posteriores. Mediante un control orientado, el jugador buscará salir por su lado natural y estar preparado para la siguiente acción, pasar a un compañero o progresar si tiene espacios.
  • El jugador debe de buscar la progresión en el juego; es mejor que salga hacia portería rival y rompa líneas de presión antes que buscar situaciones que ralenticen esa progresión.