ANÁLISIS TÁCTICO FINAL COPA DEL REY: FC BARCELONA-SEVILLA FC

25 de Abril de 2018 a las 11:40

ANÁLISIS TÁCTICO FINAL COPA DEL REY: FC BARCELONA-SEVILLA FC

El partido del pasado sábado nos dejó una gran victoria del Barça frente al Sevilla. Los blaugranas tuvieron un control total del juego, dominando con un 62% la posesión del balón y con una efectividad en los pases del 91%.

En los onces iniciales vimos pocas sorpresas: ambos equipos optaron por utilizar a sus jugadores más habituales y por un esquema de juego muy utilizado durante toda la temporada.


En nuestro análisis táctico, vemos cómo el Sevilla empezó el partido buscando una presión total en campo contrario, impulsados por el buen rendimiento que le dio a la Roma en el partido de cuartos de final de la Champions League. Sin embargo, los del Sevilla se encontraron a un Barça mucho más inspirado que en el partido anterior. Sumado a eso, Valverde optó por la variante técnica de poner a Coutinho, lo que dio al equipo más velocidad y profundidad. A partir de esos instantes de mayor presión del Sevilla, y después del primer gol del Barça, los de Valverde empezaron a tener un mayor control del juego, inspirados por unos sensacionales Lionel Messi y Andrés Iniesta. Cada llegada del Barça se convertía en un peligro contra una defensa sevillista que sufría mucho con los ataques rivales.

FASE OFENSIVA

Ante un 1-4-4-2 que planteaba el Sevilla en su presión, la primera consigna táctica era situar a Sergio Busquets entre centrales, buscando superioridad numérica 3 contra 2, y dejando un central libre con espacios para progresar y encontrar un pase. A partir de esa situación inicial, el Barça planteaba un partido con los laterales profundos que dieron amplitud e hicieron daño por dentro con los movimientos de Iniesta y Messi que venían a recibir.


La libertad de movimientos de Iniesta y Messi generó peligro, sobre todo cuando venían a recibir al costado de los mediocentros, en el intervalo que se abría entre el mediocentro y el jugador de banda. El Barça tiene una gran capacidad para atraer jugadores por un costado para acabar descargando la jugada por el costado opuesto. En estas situaciones de juego, también resulta ser importante Luis Suárez quien, sin participar activamente con balón, ayuda mucho sujetando a la defensa rival para impedir que los centrales salgan a tapar entre líneas.


Los dos puntas del Barça, Suárez y Messi, son un peligro constante para la defensa rival. Realizan siempre movimientos contrarios: cuando Suárez viene a recibir, Messi va a su espalda a ocupar el espacio que deja el central que persigue a Suárez . Por el contrario, si es Messi el que viene a recibir, Suárez realiza un desmarque de ruptura para fijar a los dos centrales del Sevilla y dejar espacios para que Messi pueda jugar. Son dos jugadores que se entienden que aprovechan muy bien los espacios, además de poseer un gran sentido colectivo ya que siempre están pensando en moverse para beneficiar al equipo.


TRANSICIÓN OFENSIVA

El Barça quizá no tiene la velocidad arriba de otros grandes equipos Europeos, pero sus jugadores tienen un gran dominio del espacio y del tiempo, necesario para aprovechar las ventajas que puede dar el equipo rival. Aquí vuelve a aparecer la figura de Leo Messi, jugador que siempre es referencia en estas jugadas. Cuando el Barça recupera el balón y tiene opción de montar una transición ofensiva, pasa primero el balón por Messi, ya que él tiene una tremenda calidad técnica y sabe dar el pase en el momento justo y al sitio preciso.


FASE DEFENSIVA

Durante la temporada, el Barça ha demostrado la gran relevancia que tiene su sistema defensivo, ya que todos sus jugadores participan al momento de defender.

Para este partido, una de las consignas más importantes en defensa era evitar que el Sevilla pudiera conectar con N’Zonzi y Banega, por lo que Busquets o Rakitic siempre taparon al mediocentro del Sevilla que iba a recibir. Por su parte, Messi y Suárez estuvieron muy pendientes de los centrales para que el Sevilla no tuviera opciones de pase cercanas.


TRANSICIONES DEFENSIVAS

El tener el balón la mayor parte del tiempo en campo contrario permitió a los jugadores del Barça estar muy bien colocados para ejercer una gran presión tras pérdida, tratando de recuperar inmediatamente u obligando al rival a fallar el pase. Muy importante también fue la gran gestión que realizaron los jugadores más alejados del sitio donde se perdía el balón: por un lado, unos impidieron que el Sevilla jugara hacia atrás y pudiera organizar un ataque y, por el otro, los centrales estaban siempre haciendo una gran vigilancia de los jugadores descolgados del Sevilla.


Como hemos podido ver, el Barcelona fue el gran dominador del partido y justo vencedor por un resultado muy amplio (5-0). El Barça sigue en lo más alto del palmarés de la Copa del Rey con 30 títulos y su cuarto trofeo consecutivo.

Gran dominio del Barça en esta competición en la que cada año buscan dar el máximo por alzarse con el título.

Si quieres hacer un video análisis como éste, descarga la versión Basic de LongoMatch completamente gratis.