Dan Petts, Entrenador Asistente del Obradoiro

5 de Diciembre de 2018 a las 16:00

Dan Petts, Entrenador Asistente del Obradoiro

¿Cómo empezó tu carrera como entrenador?

Comencé mi carrera de entrenador cuando aún era jugador y estudiaba en la universidad. Trabajaba con jóvenes jugadores en el Reino Unido. En ese momento, entrenar me llenaba de satisfacciones, siempre me gustó la competición y ver cómo los jóvenes se desarrollaban.

Más tarde, tuve la oportunidad de involucrarme con los programas de la selección británica. Trabajé para distintos entrenadores que más tarde se convirtieron en mis mentores y que lo siguen siendo a día de hoy: Steve Bucknall, Karl Brown y Warwick Cann de Australia. En ese momento comencé a entender el papel y la importancia que tiene el entrenador, y todos los retos a los que se enfrenta esta figura. Ahí comenzó mi interés en el análisis del desempeño y en el scouting, y así fue como éstos se convirtieron en mis principales obligaciones dentro de los programas británicos.

Gracias a estos programas tuve la oportunidad de saltar al Monbus Obradoiro, en la liga española ACB. Tengo la suerte de haber cumplido ya 6 años como entrenador.

¿Qué funciones realizas en el Monbus Obradoiro?

En general, mi papel en el Obradorio es ayudar al staff de entrenadores y al staff del club de cualquier manera posible para que tomen las mejores decisiones basadas en información precisa. Cada miembro del staff de entrenadores tiene un rol independiente para ayudar al entrenador en jefe y al club para que el equipo mejore. Esto incluye desde el análisis del oponente hasta el análisis del desempeño de nuestro equipo; desde el desarrollo del equipo y del jugador en forma individual, hasta el estudio y el análisis de futuros jugadores (un proceso al que llamamos “under the radar”). Para que todos estos aspectos funcionen armónicamente, es necesario que haya una buena comunicación entre el staff de entrenadores, el staff de dirigentes y los ejecutivos del club.

Invierto una buena parte de mi tiempo en trabajar con la academia del club y me apasiona hacerlo. Este año, he tenido la suerte de trabajar con la categoría Cadete (U-16). Estamos felices con el staff de entrenadores y tenemos una estrategia muy clara de trabajo: en el campo, la preparación física, el desarrollo sicológico y la revisión de las actividades diarias en vídeo para maximizar el desarrollo individual de cada jugador de nuestra categoría.

¿Qué objetivos tenéis marcados para la presente temporada?

Como club, siempre tenemos un objetivo claro en la temporada: formar un equipo del que los fans se sientan orgullosos. Queremos ser competitivos, trabajar duro y no rendirnos nunca. Somos modestos y comprendemos cuán difícil es ganar partidos en la liga ABC.

Un objetivo importante del club es el desarrollo individual de todos nuestros jugadores: los chicos de la academia que sueñan con un día jugar junto a sus ídolos del primer equipo, el novato del primer equipo que quiere consolidar su carrera como jugador profesional de baloncesto, y también el veterano que aún quiere mejorar y desarrollar sus habilidades.

¿Qué cualidades necesita un entrenador para trabajar con jugadores de máximo nivel?

En este nivel un entrenador necesita conocer muy bien el juego y estar siempre listo para proponer soluciones que ayuden a los jugadores. Es necesario ser desenvuelto, afable y ser capaz de comunicarse con los otros y construir una relación de trabajo con los jugadores, una relación cuya base sean la seguridad y la confianza. Además, un entrenador necesita ser leal a sus compañeros, a su club y su entrenador en jefe para realmente poder construir una relación sólida con el equipo, convertirse en alguien en quien el primer entrenador pueda confiar. Se necesita capacidad para adaptarse y convertirse en aquello que el entrenador y el equipo necesitan en cada momento.

La ambición y la pasión por el trabajo también son importantes. Vivimos en un mundo competitivo, las horas son largas y tienes que amar tu trabajo para ser eficaz.

Hoy en día, ya no sólo es necesario entender, sino también valerse de las nuevas tecnologías para el deporte. Desde el vídeo análisis hasta las estadísticas avanzadas, las habilidades tecnológicas son una parte fundamental del trabajo que llevan a cabo los entrenadores en los más altos niveles.

¿Cómo es vuestra semana en la preparación de los partidos?

Los primeros días de la semana, el entrenamiento normalmente se focaliza en el desarrollo del equipo y en el análisis del partido anterior para hacer ajustes o mejorar el desempeño del equipo en un área en particular. Hacia el final de la semana, cambiamos de enfoque y centramos nuestros análisis y el objetivo de los entrenamientos en prepararnos para el siguiente partido. Nuestra programación semanal puede variar por varios motivos: viajes, lesiones, número de partidos disputados esa semana y compromisos con los patrocinadores. Dentro de la semana de entrenamiento, también tenemos sesiones dedicadas exclusivamente al desarrollo individual de los jugadores.

¿Qué priorizas más, un análisis del equipo propio o del equipo rival?

En los niveles más altos los dos aspectos tienen la misma importancia: ambos análisis van de la mano. El desarrollo continuo del equipo es clave durante la temporada, y por eso mismo el análisis post partido es tan relevante, ya que nos permite analizar de forma objetiva el desempeño del equipo y ver muy claramente cuáles son sus fortalezas y debilidades.

En cuanto al análisis del rival, éste también es importante en la medida que nos permite identificar áreas específicas en las que centrar la atención o qué ajustes debemos llevar a cabo para ganar el siguiente partido.

Cuando combinas ambos aspectos, se crea un círculo virtuoso de desarrollo continuo con el que creas un plan de juego basado en las fortalezas y debilidades del rival, para después analizar el plan de juego en el post partido y averiguar qué cosas hicimos bien y dónde podemos mejorar. Esto es de gran ayuda para que el entrenador se centre en el desarrollo del equipo.

En el trabajo con la cantera, ¿qué aspectos del niño/a son más importantes trabajar?

En la academia hay muchos aspectos que necesitan considerarse cuando se hace la planificación del desarrollo de los jugadores. Incluso antes que los aspectos técnicos o tácticos, lo primero es crear una “Cultura del Obradoiro” que permita que los niños de la cantera se sientan identificados con el club y con sus preceptos. Creemos en el trabajo duro, en ser implacables en la defensa, en las reglas básicas del juego, en ser humildes, en nunca darnos por vencidos, en el juego de equipo y en ser respetuosos con nosotros mismos, con los entrenadores, con los rivales, con los árbitros, con los padres de familia y con todos aquellos que forman parte de nuestra comunidad. Lo primero es elogiar estos aspectos y desarrollarlos como los hábitos sobre los que se construye el desarrollo de los jugadores.

En una segunda etapa nos centramos en las habilidades tácticas y técnicas de los jugadores con y sin el balón, a modo de que estén preparados para recibirlo en cualquier momento. Hacemos especial énfasis en que nuestros jugadores aprendan a jugar sin el balón, que nunca desconecten de las jugadas que hacen sus compañeros. Esto requiere mucha concentración y significa que los jugadores no pueden relajarse durante el partido. También les exigimos que defiendan de forma eficaz, tanto cuando tienen el balón como cuando no lo tienen, y que adquieran hábitos defensivos transferibles que los ayuden a su posterior desarrollo como jugadores profesionales de baloncesto. Además de esto, prestamos mucha atención en la habilidad de nuestros jugadores para encestar, ya que en el baloncesto moderno es necesario que anoten canastas tanto jugadores altos como bajitos. El juego sigue evolucionando en el plano profesional y, si queremos desarrollar jugadores que en el futuro puedan competir en los más altos niveles, necesitamos prepararlos para un deporte que está en constante transformación.

¿Qué destacas de utilizar LongoMatch?

LongoMatch ofrece muchas ventajas. Para nosotros es especialmente útil con nuestros jugadores más jóvenes, ya que nos permite analizar y presentar acciones de uno o varios partidos con la misma herramienta, al tiempo que nos muestra la progresión de los jugadores y de nuestro equipo a través del análisis estadístico. Analizar y revisar comportamientos específicos de nuestros jugadores es muy útil al momento de desarrollar la Cultura del Obradoiro en la categoría Cadete. Mientras más aprendamos de los hábitos individuales de los jugadores más podremos ayudar en su proceso de desarrollo.

El hecho de que LongoMatch permita hacer presentaciones es muy útil para crear clips de forma rápida, en los que se incluyan imágenes de distintos juegos para mostrárselos tanto a jugadores y como al equipo de entrenadores, y de esta forma aprender y hacer ajustes en un periodo de tiempo muy corto.