Análisis táctico Atlético de Madrid-Juventus

21 de Febrero de 2019 a las 16:00

Análisis táctico Atlético de Madrid-Juventus

Ayer se acababan los partidos de ida de los octavos de final de la Champions League y para el último día nos dejaba este partido entre dos de los grandes favoritos al título y con un conjunto madrileño con ganas de llegar a la final que se disputa en su estadio.

El partido no defraudó sobretodo en cuanto a intensidad y orden defensivo, ya que seguramente son los dos equipo que tienen una organización defensiva de mejor nivel en Europa y con unos defensores centrales en ambos equipos dominantes en todas las facetas defensivas.

El Atlético de Madrid preparó de inicio un partido combativo, alineando en el centro del campo a 4 centrocampistas sin contar con jugadores de banda puros y con la presencia de Diego Costa arriba para aportar más agresividad en ataque contra Bonucci y Chiellini.

El conjunto del Cholo Simeone se asentaba en su 1-4-4-2 clásico en fase defensiva tapando siempre bien los espacios interiores y orientando todo el juego por fuera y realizando ayudas hacia los costados para no dejar avanzar al conjunto Italiano.

Otra de las preocupaciones del Atlético era anular al centrocampista Pjanic, encargado de dar sentido al juego del ataque de la Juventus y por el que pasan muchos balones, siempre ponían sobre él un jugador intentado que si recibía el balón no pudiera girar fácilmente y así complicar la fluidez del balón de la Juventus obligando a prescindir de jugar con su jugador y buscando un juego más directo con poco éxito.

En ataque el conjunto Colchonero daba toda la banda para sus laterales y acumulaba a sus 4 centrocampistas por dentro.

En zonas de finalización cuándo llegaban los laterales por fuera el centrocampista más cercano a esa banda realizaba un movimiento de venir a recibir hacía fuera y así arrastrar al lateral de la Juventus a seguirlo, dejando un espacio entre central y lateral que el Atlético pudo aprovechar en alguna ocasión para hacer gol.

Otra de las características de su ataque era su juego directo sobre Griezmann y Diego Costa que estaban emparejado dos contra dos con los centrales de la Juventus y que cualquier prolongación de uno de los dos delanteros hacia el otro sacando a un central de su zona les podía generar peligro a la espalda. Y así tuvieron dos ocasiones muy claras frente al portero para adelantarse en el marcador.

El partido iba avanzando y los cambios de Simeone era quitar a centrocampistas para poner más delanteros y jugadores de banda con más actitud ofensiva para aprovechar el desgaste físico de la Juventus en todos los minutos anteriores y que el conjunto Italiano iba a ir hacia arriba en busca de marcar un gol que fuera de casa siempre es importante anotar. Pero el cansancio y los cambios de Simeone dieron más empuje al Atlético de Madrid que domino por completo los últimos minutos de partido y consiguiendo los dos goles a falta de 10 minutos del final que le dan una ventaja excelente para afrontar el partido de vuelta en Italia y con serias opciones de eliminar a uno de los favoritos al título.

Todos los análisis de este blog fueron hechos con LongoMatch, el software de video análisis que ayuda a entrenadores, analistas y deportistas.

Descarga LongoMatch aquí.