La “inesperada” variante de Dinamarca

30 de Enero de 2019 a las 15:00

La “inesperada” variante de Dinamarca

Dinamarca, Campeona del Mundo

Análisis de Óscar Gutiérrez, @oguti64

Analista de balonmano

Dinamarca se ha proclamado justa Campeona del Mundo de balonmano en el reciente Mundial por el gran juego desplegado durante todo el Campeonato, apoyada en un excelso momento de forma de su jugador franquicia, Mikel Hansen. Sin embargo, al analizar el partido de la final, es curioso observar lo poco que necesitó el equipo danés, tácticamente hablando, para controlar el encuentro.

En este análisis vamos a explicar el movimiento táctico que usaron los daneses de forma reiterada, casi obsesiva, durante la mayoría de sus ataques. De las 45 posesiones que tuvieron los campeones del mundo durante toda la confrontación, 38 de ellas fueron en juego posicional y ¡26 de esos ataques comenzaron de la misma manera!, eso sí, con una gran variedad de soluciones. Su seleccionador, Nikolaj Jacobsen, pensaría que no hay que cambiar lo que funciona bien. Suerte tuvo que su rival, el noruego Christian Berge, no cayera en la cuenta de que si siempre haces lo mismo no debes esperar resultados diferentes, y en este caso, no eran nada buenos.

Variación de lo Habitual, pero esperado

Dinamarca utilizó una disposición de jugadores poco usual en ellos, aunque no inédita, por lo que podía esperarse esa posibilidad. Mikel Hansen, lateral izquierdo nato, ocupó el puesto de lateral derecho de salida (casi todo el partido). Eso no varía la circunstancia cotidiana del equipo danés de jugar con un diestro en la zona derecha, pero sí que modificó sustancialmente la manera de iniciar su juego. Partiendo de esa situación, Hansen invadía la zona central para recibir el balón y se acompañaba de una permuta entre el central y el lateral izquierdo. Este movimiento puede parecer incorrecto, tácticamente hablando, ya que provocaba una situación de alta densidad defensiva en la mitad del espacio defensivo, pero lo solucionaron con alta eficacia.

La primera situación viene ocasionada por la salida al centro del defensor lateral noruego a Hansen. El pivote danés realiza un desplazamiento exterior abriendo la defensa. Mikel pasa al lateral que ha ocupado al centro y vuelve a su zona del lateral derecho. El defensor lateral noruego apoya innecesariamente y se crea una superioridad numérica en la zona lateral.

Otra solución es la continuidad hacia el lado contrario y, ante el hundimiento del defensor lateral o central de esa zona, se produce lanzamiento a distancia o penetración.

El equipo noruego intenta solucionarlo cambiando el defensor que sale a recibir a Mikel Hansen, y a partir de ese momento, se responsabiliza de esa tarea el defensor central. En este caso, los daneses responden en la primera ocasión con progresiones sucesivas para finalizar con una clara situación de lanzamiento por el exterior. Sin embargo, esta variante defensiva pareció dar un cierto éxito momentáneo a los noruegos, ya que, en los siguientes ataques, Dinamarca tiene dificultad para responder, gracias a una buena actividad defensiva con anticipación o presión al impar.

Una vez ajustado el movimiento en el descanso, Hansen toma la decisión de generar más peligro, y finaliza directamente con su poderoso lanzamiento a distancia. Esto vuelve a provocar la profundidad defensiva para evitar ese peligro, provocando de nuevo amplios espacios fáciles de desbordar por el equipo danés.

Todos los análisis de este blog fueron hechos con LongoMatch, el software de video análisis que ayuda a entrenadores, analistas y deportistas.

Descarga LongoMatch aquí.