Análisis táctico FC Barcelona-Real Madrid

31 de Octubre de 2018 a las 14:36

Análisis táctico FC Barcelona-Real Madrid

Análisis táctico FC Barcelona-Real Madrid

En este post hacemos un análisis táctico de las claves de una nueva victoria del FC Barcelona sobre el Real Madrid que ha agudizado la crisis del conjunto blanco y ha acabado con la trayectoria de Julen Lopetegui al frente del equipo.

El Barça tuvo el dominio del juego durante gran parte del partido, con un 53% de posesión y una primera parte de dominio absoluto tanto en el juego como en el marcador. Al inicio de la segunda parte, se equilibraron las fuerzas: el Madrid logró disminuir la distancia en el marcador a 2-1 y tuvo momentos para poder empatar el partido. Sin embargo, el Barça estuvo mejor en las áreas y, pese a que ambos conjuntos dispararon 13 veces a puerta, el Barça tuvo más acierto.

FASE OFENSIVA

El Barça estaba situado con los laterales muy profundos, en un 1-2-3-4-1, creando superioridades entre líneas y por fuera con los extremos fijando dentro a los laterales del Real Madrid.

Ese posicionamiento escalonado hacía que los laterales del Madrid fijasen a los extremos blaugranas por dentro y que los laterales tuvieran todo el carril para subir, sin ayuda del Real Madrid en esa zona, con sus extremos saliendo a tapar a los media puntas del Barça. Este posicionamiento fue el que ayudó a que llegara el primer gol de la tarde para el equipo culé.

Cuando el Madrid trataba de corregir esa situación y buscaba tapar la ofensiva de los laterales del Barça con el desplazamiento fuera de sus laterales, se encontraban con un dos contra uno del Barça, moviendo al extremo de dentro hacia fuera a la espalda del lateral.

<

El espacio entre líneas que encontraba el Barça en la zona de mediocampo es otra de las claves de su ataque. Los media puntas o extremos del Barça siempre se movían al espacio que dejaban los centrocampistas del Real Madrid al ir a presionar.

FASE DEFENSIVA

En la fase defensiva, el Barça tuvo controlado al Real Madrid claramente durante los primeros 45 minutos realizando su presión alta característica posicionados en 1-4-4-2 con una presión fuerte sobre los centrales del Madrid y controlando todas las opciones de pase cercanas con los centrocampistas del conjunto blanco, teniendo siempre cerradas las opciones de pase cercanas.

Como vemos, el Barça fue dominador de muchas facetas del juego, encontró los puntos débiles del Real Madrid por el exterior y tuvo mayor dominio en las dos áreas, que es donde se deciden los partidos. El Real Madrid tiene muchos aspectos del juego a corregir, sobre todo defensivamente ya que aún está a tiempo de darle la vuelta a una situación que se ha ido complicando con el paso de los partidos.

Todos los análisis en este artículo están realizados con LongoMatch, la herramienta de análisis deportivo. Haz clic aquí para saber más.