Análisis Madrid vs Barça Copa del Rey

28 de Febrero de 2019 a las 17:00

Análisis Madrid vs Barça Copa del Rey

Los dos equipos empezaron el partido muy contemplativos, buscando sobre todo preservar el orden defensivo y la posesión del balón para no arriesgarse mucho a una pérdida de balón y regalar la transición ofensiva al contrario. El conjunto de Valverde se veía con la obligación de marcar para ponerse por delante de la eliminatoria, pero su inicio de partido no fue muy esperanzador: en la primera parte, los blaugranas no chutaron ni solo un tiro a puerta y en total, durante todo el partido, tan sólo remataron 4 veces entre los 3 palos, siendo el número de tiros a puerta más bajo de la temporada. Aún así, el Braça consiguió anotar tres goles y llevarse una abultada victoria que no fue un reflejo de lo visto sobre el campo, pero que cumple con el objetivo de pasar a la final de la Copa del Rey por sexto año consecutivo, un hecho histórico.

El Madrid en la primera parte se ordenaba muy bien sin balón. Las ayudas, sobre todo de Lucas Vázquez por el costado derecho para frenar a Dembéle y Jordi Alba, eran muy efectivas y con balón conseguían salir con espacios, explotando sobretodo la espalda de Busquets, que no tuvo su mejor actuación, y con una banda izquierda entre Vinicius y Reguilón que fue el punto más rescatable para los aficionados del Madrid al acabar el partido.

Desde hace algunas semanas, el Barça ha venido experimentando una falta de ideas con balón que hacen que la ausencia de Arthur, recién llegado esta temporada, se note mucho. Por dentro, el equipo culé acumulaba muchos jugadores y, si bien alguna vez conseguían que sus extremos recibieran a la espalda de Kroos y Modric, le costó mucho hacer daño o tener un buen ritmo, tal como su entrenador reconoció al final del partido.

Una vez llegados al descanso, la segunda parte empezó con gol del Barça a los 4 minutos, tras un fantástico movimiento de Dembéle que probablemente dio de qué hablar durante el descanso, ya que hasta entonces el francés no lograba tirar desmarques de ruptura cuando iba a recibir. No obstante, en el primero que realizó a la espalda de Carvajal, quedó en ventaja para poner el centro a Luis Suárez y marcar el primer gol con el primer tiro a puerta del partido. El Madrid perdonó algunos goles en la primera parte y en el descuento lo acabó pagando.

A partir del gol, el Madrid estaba obligado a abrir espacios para emprender el ataque y, pese a que lo intentó sin descanso, siempre se topó con Ter Stegen, uno de los mejores porteros de la actualidad y que fue sin duda el mejor del conjunto culé, sin menospreciar a Suárez.Así fue como gracias a estos espacios llegó el segundo gol del Braça: el Madrid empezó a perder la concentración defensiva y, en una de las salidas de zona habituales de Sergio Ramos, dejó abiertos algunos espacios que Dembélé aprovechó para volver a ganar la espalda y colocar un balón al segundo palo que Varane metió en propia puerta. El Barça se ponía con dos goles de ventaja con tan sólo un tiro a puerta en 66 minutos, ¡vaya ejercicio de eficacia!

Acto seguido, llegó el penalti de Casemiro a Suárez, una falta que el uruguayo transformó para sentenciar una eliminatoria que de fútbol nos dejó muy poco. El Barça ya está en el camino de su sexta final por la vía de la eficacia de sus delanteros, pero este triunfo no puede ocultar los muchos momentos de desorden defensivo y la falta de ideas que el conjunto blaugrana ha venido arrastrando durante las últimas semanas. El Madrid, por su parte, recibió un duro castigo en un partido que incrementa las dudas de su irregular temporada.

Todos los análisis en este artículo están realizados con LongoMatch, la herramienta de análisis deportivoHaz clic aquí para saber más.